miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿Enfermería Basada en la Evidencia, o en la Vivencia?

A nadie se nos escapa que la función principal de la enfermería es prestar cuidados, y que éstos deben ser de la mejor calidad posible. ¿Cuántas veces nos hemos topado con enfermeras con una larga experiencia profesional a las que acudimos cuando tenemos dudas, y le preguntamos "¡Por qué haces esto así?", y ella responde: "¡Ah, no se, siempre lo he hecho así!". 

Muchos de ustedes se sentirán identificados con este comentario, y a mas de uno, incluso estando en prácticas, (donde lo que necesitamos es asentar conocimientos y saber el "porqué" de las cosas) les ha ocurrido.

Ahora bien, "cada maestrillo tiene su librillo", la experiencia es un grado, pero ¿Qué pasaría si cada profesional aplica técnicas en función de los que cree, lo que tradicionalmente se ha hecho, o lo que hasta ahora parecía ser correcto?  Evidentemente, estamos aplicando cuidados, y posiblemente con nuestras mejores intenciones, pero ¿serán los adecuados actualmente? Permitan que lo dude... Si ésto fuera así aun estaríamos curando con mercurio. 

El hecho de no consensuar los cuidados, nos lleva a la variabilidad clínica. Cada profesional enfermero actuaría de una forma distinta, aplicando cuidados diferentes. Les pongo un ejemplo que nos comentó un profesor en clase:

Si tenemos delante a un paciente y avisamos a tres médicos para que enuncien un diagnóstico clínico, muy posiblemente todos coincidan en el mismo. Ahora bien, hagamos lo mismo con un grupo de enfermeros enunciando un diagnóstico de enfermería: el primer enfermero diagnosticará "deterioro de la integridad cutánea", el segundo "deterioro de la deglución"  y el tercero "riesgo de caídas". Pero éste es otro tema.

La Enfermería Basada en la Evidencia es un concepto relativamente joven, y que parte de la Medicina Basada en la Evidencia. Con ella, intentamos garantizar que aquello que hacemos tenga un sustento científico, y que éste sea de máxima calidad. Un buen ejemplo de ello podemos encontrarlo en las Revisiones Sistemáticas, que tienen el mayor nivel de evidencia (nivel de evidencia 1) y un grado de recomendación A, por tanto podemos asegurar que los procedimientos, técnicas... que aparecen en él, son las mejores, y las más evidenciadas hasta ese momento. 

La unanimidad de criterios da credibilidad a la profesión. Quizás esto sea algo que debamos aprender de los médicos. Pero vamos por buen camino. Roma no se construyó en dos días...











2 comentarios: